Salsa de Tomate Casera

Hola como están!!!! hace tiempo que no subo una receta y quería pedirles perdón pero he estado un poco ocupada en algunos proyectos y terminando unas metas personales, pero ya están listas así que de llego al canal de YouTube y el blog para subirles muchas recetas.

El día de hoy les traigo mi versión de salsa de tomate; es natural libre de gluten y vegana lo que la hace más saludable; además si logras encontrar ingredientes orgánicos será un plus más.

A lo largo de mi aprendizaje en la cocina y el origen de los alimento y los nutrientes que nos aportan, descubrí que las tan ricas salsas de tomates o ketchups son muy dañinas para nuestra salud. En primer lugar están llegan de azúcar y en su versión más dañina: fructosa; esto es por la alta cantidad de Jarabe de Maíz que cuentas (High fructose corn syrup; lo que hace que una porción de salsa de tomate tenga tanta azúcar como un trozo de pastel; y si te cuidas tanto como yo de comer dulces y embelecos también debes dejar las salsas de tomate. A parte de contar con un gran contenido de azúcar, estas salsas procesadas cuentan altos niveles de acides y sodio lo que lo hace muy perjudicial para las personas que sufren del estomago, como gastritis, e hipertensión. Es por estas razones y muchas más que deje de comprar y consumir cualquier versión de salsa de tomate procesada.

A continuación la receta:

Salsa de Tomate Casera

dsc_0007.jpg

Sirve: 1,2 ml de salda de tomate aproximadamente.

reloj   45 min aprox.

Ingredientes:

  • 1 kg de tomates
  • 1 cebolla morada mediana. Si deseas puedes utilizar una cebolla blanca sin problema, pero en mi opinión personal me gusta más cocinar con cebolla morada ya que encuentro que tiene mayor sabor y libera menos agua que la blanca.
  • 3-4 dientes de ajo
  • 6-7 hojas de albahaca
  • 2 cucharadas de aceite de oliva
  • sal y pimienta a gusto

Paso a Paso

  1. Precalentar el horno a 220ºC o 428ºF.
  2. Lavar los tomates para así quitar el exceso de tierra y mugre que pueda tener. Luego, con un cuchillo, retiraremos el centro de cada uno de los tomates.
  3. Pelar y picar la cebolla en unos 4 a 6 trozos.
  4. Pelar los dientes de ajos. Un tip para que sea mucho más fácil retirar la cascara de los ajos, es apretar cada diente de ajo con la parte plana del filo del cuchillo, el ajo de trozará naturalmente y la cascara saldrá sin inconvenientes.
  5. Poner los tomates, cebolla y ajo en una fuente apta para el horno. Bañaremos los ingredientes con el aceite de oliva y lo sazonaremos con sal y pimienta a gusto.
  6. Llevaremos al horno por 30 min a 220ºC o 428ºF
  7. Una vez retirado del horno, cortaremos los tomates en trozos más pequeños. Este paso es completamente opcional ya que yo lo realizo para que sea mucho más fácil y rápida licuarlo.
  8. Verter todos los ingredientes, incluida la albahaca, en la licuadora o procesadora de alimentos y licuar hasta que todos los ingredientes queden incorporados y tenga una consistencia de salsa.
  9. Bueno, ahora solo nos queda almacenarla en un contenedor hermético de tu elección, a mi me encantan los frascos de vidrios y almaceno todo en ellos, jajaja

Espero que la intentes en tu casa, y te comento que la salsa queda muy sabrosa pero plana, es decir, sin mucho sazón (sal); ya que prefiero darle más sazón cuando la utilizo, ya sea para hacer una salsa boloñesa o base para una pizza.

Cuenta si la pruebas en tu casa y como te ha quedado.

Nos vemos!!!!!!!!

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s