Hacerca de

Mi nombre es paulina y me encanta cocinar… todo empezó como un hooby, pero al aprender cada vez más sobre alimentos y diferentes recetas fue convirtiéndose en algo que realmente me encanta y lo utilizó como una terapia para desestresarme, y a lo largo de los años he aprendido muchas cosas que han mejorado mucho mi vida y salud.

Una de las principales razones por la cual me he interiorizado en el poder nutricional de los alimentos es que estaba enferma. Desde los 8 años (ahora tengo 30) me diagnosticaron resistencia insulina. Está enfermera en un paso previo a la diabetes. Es una efermedad que está asociada con el sedentarismo, mala alimentación y Obesidad.

La resistencia a la insulina se produce cuando el organismo deja de reaccionar a la acción de la insulina, la hormona segregada por el páncreas para distribuir la glucosa en las células y para mantener controlados los niveles de azúcar en la sangre. Con ello aumenta la glicemia, generándose la necesidad de más insulina aún. Se crea así un círculo vicioso, que puede desembocar en una diabetes cuando el páncreas ya no tiene capacidad para secretar más insulina.
Desde los inicios de mi enfermedad siempre tome remedio para contralarlas y estaba en constantes dietas que la verdad no generaban ningun cambio en mi.
A medida que iba averiguando sobre la nutrición en los alimentos, los azúcares refinados, jarabes de maíz, alimentos refinados y los llamados comidas saludables; me Di cuenta que mi enfermedad se podría revertir en su totalidad con un cambio radical en mi alimentación y haciendo más ejercicios.
Ha sido un arduo trabajo, primera saber que comer y luego formar un hábito de ejercicios. Para la actividad física, Leo, mi marido, ha sido de gran apoyo ya que le encanta hacer ejercicios y es entrenador de Squash, un deporte de alto rendimiento.
Para la alimentación fue un poco más desafiante ya que debi  aprender a comer nuevamente… no es tanto lo que comas o cuántas calorías consumes sino la calidad de esas calorías y los ingredientes que utilizas; la clave está en eso… calidad de ingredientes y el tamaño de las porciones.
Me ha costado 3 años todo el cambio… donde el desafío del primer año fue controlar la resistencia insulina sin medicamentos; a travez de una buena alimentación y ejercicios. El segundo años fue desarrollar musculatura ya que no quería quedar con marcas (estrías no celilitis) al momento de bajar de peso, acá el ejercicio fue la clave (siendo lo más difícil formar la constancia de entrenar periodicamente). Y por ultimo este tercer año que está en proceso a sido de bajar de peso… y para eso disminuir las porciones de los platos y rutinas de ejercicios más exigentes han sido la razón de mi éxito. Ha sido un proceso lento y con muchos desafíos, sobre todo de constancia, pero a medida que a pasado el tiempo no puedo estar más orgulloza de mis logros y cambio en mi físico.

Espero que al compartir mi aprendizaje sobre alimentación te ayude, motive y apoye en llevar una vida más saludable, lograr los cambios que quieres y que te sientas orgulloz@ de tu mismo al igual que yo.

Un abrazo
Pau

Deja un comentario